Testimonios

¡Au pair Conecta ha creado el nuevo apartado de Testimonios! Te invitamos, a que conozcas nuestros programas, a través de las historias y experiencias reales, narradas por nuestras Au pairs y/o Familias de Acogida. Ya contamos con algunos testimonios de nuestras Au pairs y Familias. Si estas interesada/o en enviarnos tu testimonio, puedes contactar con nuestro equipo de Au pair Conecta en info@aupairconecta.com o simplemente enviarnos tu testimonio junto algunas fotos.

Clara: el final de su estancia como Au Pair en Londres, UK

¡Hola a todos! Me llamo Clara, tengo 24 años y he sido Aupair durante un año y medio en Clapham, Londres. Después de terminar la carrera, pensé que mejorar mi inglés era básico y creí que ser Aupair era la mejor opción. Estoy convencida de que no me equivoqué, porque esta experiencia ha sido genial y se la recomiendo cien por cien a todo el mundo.

En Agosto de 2015 llegué a Londres para empezar a vivir con una familia muy amable con la que había hablado en varias ocasiones y con la que había tenido muy buen “feeling” vía skype, pero después de dos semanas en la casa, me di cuenta de que ellos no necesitaban una Aupair, ya que la madre no trabajaba y podía hacer todas las tareas relacionadas con los niños, por lo que yo a penas pasaba tiempo con ellos. Decidí hablar con ellos y  para mi sorpresa fueron muy comprensivos, por lo que contacté con las chicas de Aupair Conecta y enseguida se pusieron a buscarme otras familias. Ya que estaba en Londres, hice un par de entrevistas en persona, y después de salir de la casa de mi actual familia supe que tenían que ser ellos, y aquí he estado desde entonces.

Mi familia es genial, está compuesta por los padres, Alice, la mayor, que tenía 11 años cuando llegué, Lily, que tenía 9 y Freddie, que tenía 7. Tanto los padres como los niños son encantadores, y me han ayudado siempre en todo lo posible, intentando ponerme las cosas siempre fáciles. Me tratan desde el primer día como si fuese parte de la familia, pero también me dejan mucho espacio, la verdad, no puedo imaginarme una familia mejor.

Los tres niños son increíbles,  me divierto muchísimo pasando tiempo con ellos y son súper educados. En mi primer año aquí, mis tareas eran las básicas, aunque mi hostmum trabaja desde casa, lo cual me hace la vida mucho más fácil. Levantarme con ellos por las mañanas, hacer las camas, llevarles al colegio si los padres no podían y después me iba a una academia de ingles, donde conocí a un montón de amigas/os. Después del colegio, me tocaba recogerles, hacer la cena y para las 6:30, cuando ambos padres estaban en casa, mi día terminaba. Durante ese año aproveché para viajar muchísimo tanto por Inglaterra como por Europa durante los fines de semana o las vacaciones y además estuve trabajando como azafata en el Mundial de Rugby, y en el Open de Cheltenham. Fue una experiencia increíble, aprendí muchísimo y conocí a muchísima gente que hoy en día son mis amigos.

Cuando terminó mi año como Aupair, los niños pequeños cambiaban de colegio, a uno donde pasan muchas más horas, y ya no necesitaban una Aupair como tal, pero como mi relación con la familia es muy buena, decidimos llegar a un acuerdo. Yo podía hacer unas prácticas por las mañanas, y echar una mano en casa por las tardes, a mi me pareció genial, así que eso hicimos. Hice unas prácticas en una oficina durante 6 meses, y ahora que he terminado, voy a intentar encontrar trabajo aquí, ya que después de este tiempo, he construido mi vida en Londres.

Gracias a ser Aupair, conseguí todo lo que me había propuesto, mejoré mi ingles en una academia, conseguí fluidez con la familia y trabajando en eventos y además conseguí experiencia laboral con las prácticas. Por no hablar de la cantidad de gente que he conocido, y que hoy en día considero más familia que amigos. Por eso le recomiendo a todo el mundo que esté pensando en venir que lo haga, yo solo me llevo cosas positivas de la experiencia, y voy a echar muchísimo de menos a estos tres pequeños terremotos. 

Sandra y su recién terminada experiencia en Irlanda

Mi nombre es Sandra y tengo 29 años. Hace una semana que he vuelto de Irlanda, en la que he estado casi un año conviviendo con una familia extraordinaria. Vivía en un pueblo llamado Celbridge situado al oeste de Dublín. Un pueblo tranquilo, con gente muy acogedora y un paraje espectacular para dar paseos en plena naturaleza como Castletown. 

La familia con la que he compartido esta experiencia está formada por dos niñas de 5 y 9 años y su madre.

El trabajo que tenía que realizar con las niñas ha sido muy gratificante ya que me gustan mucho los niños, por lo que disfrutaba cada momento del trabajo cuando tenía que estar con ellas. Rachel, una niña muy inteligente,  con la que he compartido muy buenos ratos realizando manualidades, la cual es su hobby favorito. Aimee una niña muy divertida y cariñosa que siempre me ha hecho sentir como su hermana mayor. Ambas se han convertido en personas muy especiales para mí de las que nunca me olvidaré.

Mi host mum ha hecho mi experiencia mucho más fácil, ayudándome e intentando que me adaptara rápido. Al mismo tiempo no me imponía solo sus costumbres sino que me daba opciones para poder seguir teniendo alguna costumbre de mi país. En definitiva una persona flexible, bondadosa y mejor anfitriona cuando mis familiares querían venir a visitarme, ya que, su casa siempre ha estado disponible para ellos.

Las tareas encomendadas eran encargarme de las niñas, prepararlas para el cole,  llevarlas y recogerlas, darles el lunch, preparar la cena y alguna tarea del hogar.

Desde el primer momento en que nos vimos conectamos rápidamente y aunque el primer día el inglés pudo convertirse en una barrera entre nosotros, nos entendimos bastante bien.

En cuanto al idioma llegué con un nivel medio, que adquirí trabajando pero nunca lo suficientemente correcto por lo que quería perfeccionarlo. Durante estos casi 12 meses puedo decir que he aprendido más inglés que en toda mi vida. Al principio necesitas hacer mucho oído hasta que poco a poco te vas desenvolviendo hasta poder mantener una conversación más o menos entendible. La familia siempre procuraba ayudarme con el inglés y con las clases que me sirvieron muchísimo.

La relación con mi host family ha sido maravillosa. Siempre se han preocupado por mí, porque estuviera cómoda. Realmente nunca me he sentido como una Au Pair sino como una más en la familia por lo que estaré eternamente agradecida.

Además no solo tenía trato familiar con las personas con las que convivía en la casa, sino también los abuelos, tíos/as de las niñas que siempre hacían por ayudarme y facilitarme las cosas. Innumerables comidas o cenas familiares a las que he sido invitada como un miembro más de la familia.

La vida social también ha sido otro punto clave durante mi estancia. Conocí un grupo de chicas españolas también Au Pairs que vivían en el mismo pueblo que yo, con las cuales hemos forjado una bonita amistad. Hemos realizado varios viajes juntas en la que quedaran muy bonitos recuerdos para siempre.

En resumen animo a todas las personas que estén pensando irse de Au Pair porque es una experiencia increíble, en la que no solo te ayuda a mejorar tu nivel de inglés sino a aprender muchas otras cosas que te servirán de gran ayuda en el futuro.

Mi valoración ha sido súper positiva, volvería a irme sin dudarlo. Voy a echar muchísimo de menos a la familia que no podría haber tenido una mejor y a un país de acogida inmejorable.

Quiero dar las gracias al equipo de Au Pair Conecta porque gracias al trabajo que realizáis, personas como yo, podamos vivir una experiencia tan positiva como ésta.

 

Rosario viviendo su experiencia como au pair en Teddington (UK)

¡Hola a todos! Me llamo Rosario, tengo 24 años y aquí os dejo un poco sobre mi gran experiencia como Au Pair en Londres.

Yo tenía muy claro que cuando terminase la carrera quería vivir un tiempo en el extranjero, no sólo para aprender idiomas, sino también porque quería resolver la intriga que tenía sobre cómo era vivir fuera, conocer gente nueva de otros países y conocer todo sobre otro país.

Antes de decidirme de ser Au Pair estuve pensando todas las posibilidades que tenía, pero me decanté por ser Au Pair porque creía que sería el mejor método para aprender idioma al vivir con una familia nativa, la manera de tener más tiempo libre para disfrutar del país, de aprender la nueva cultura… y sin duda no me equivoqué! Al principio acordé quedarme 6 meses, pero ya van 9 meses y aun no he vuelto a España. 

La casa en la que vivo está en Teddington, zona 6 de Londres, y la verdad que estoy encantada porque es una zona bastante tranquila pero tengo el tren para ir hasta el centro de Londres.

Mi trabajo consiste básicamente en cuidar a la única hija que tienen y hacer algunas tareas muy muy lights de la casa. Al principio para la niña resultó un poco difícil porque yo era su primera Au Pair, pero sin duda ahora es todo genial, siempre me dice que gracias por ser su Au Pair y también su amiga. Y con los padres igual, son adorables conmigo, se preocupan por cómo llevo las clases de inglés y siempre me ofrecen  ayuda si lo necesito, me invitan a veces a actividades durante algunos fines de semana, sin duda soy como una más de la familia.

Los fines de semanas libres los he aprovechado para visitar ciudades diferentes como Oxford, Cambridge, Brighton.. y también para conocer cada día más la enorme ciudad de Londres, sin duda para mí estos 9 meses han sido como un viaje constante, siempre haciendo cosas nuevas, conociendo nuevos lugares, personas… nunca puedes decir que tienes una rutina y eso a mí me encanta!

Estoy viviendo la mejor experiencia de mi vida ahora mismo y aún no tengo decidido si volverme cuando haga el año en Abril o seguir en Londres hasta final de verano, pero si me vuelvo en Abril estoy pensando la opción de probar otros 3 meses siendo Au Pair en otro país y por supuesto a través de Au Pair Conecta de nuevo.  Ahora que he probado esta aventura, siento que estoy en la mejor etapa de mi vida para seguir conociendo y vivir nuevas experiencias.

Así que sólo tengo que decir, ¡gracias a Au Pair Conecta por haberme puesto en contacto con esta gran familia y que es probable que vuelva a contar con ellos si decido y puedo vivir otra experiencia en un país diferente!

Entrevista a Madlen,una de nuestras Au Pairs en España “Programa Au Pair en España”

¿De dónde eres y qué edad tienes?

Soy de Alemania y tengo 19 años

¿Por qué has querido venir a España como Au Pair y no con otro tipo de programa?

Durante toda mi vida me gustaba la idea de vivir en otro país aprendiendo su lengua, pero no quería hacerlo sola. Tenía claro que quería tener una conexión con una familia del país, para conocer la cultura y sus tradiciones, desde dentro. A esto tengo que añadir que me gusta mucho cuidar a los niños y pasar tiempo con ellos. Por estos motivos elegí el programa Au Pair, podría conocer desde una familia la lengua, la cultura, realizar un intercambio cultural: yo enseñando las cosas de  mi cultura a la niña que cuido y a cambio yo aprendiendo de la cultura española. Por ello la opción de ser Au Pair era la que mejor me encajaba, combinar lo que acabo de comentar, ofreciendo mi ayuda a una familia recibo mi paga semanal y tengo mucho tiempo libre para hacer muchas cosas.

¿Qué tiene para ti el programa Au Pair que no ofrece otros programas?

Un poco lo que ya he comentado, pero especialmente para mí era muy importante no empezar esta aventura sola: llegas al país y tienes una familia que te espera, su casa, tu habitación o un pequeño apartamento. Cenas con ellos, a veces desayunas con ellos, y a veces pasas un fin de semana con ellos. Siempre tienes una relación, una segunda familia en otro país… Con los niños, ganas experiencias con ellos y si te gustan es maravilloso.
Cada persona tiene que decidir el programa que se adapte a su perfil cuando quiere salir un año al extranjero, algunas prefieren un año de voluntariado otros Work and Travel…., son programas diferentes aunque también muy chulos.

¿Por qué has elegido venir con una agencia y no a través de internet?

Yo nunca tenía en mi cabeza de venir a través de internet, no sé por qué. He mirado un poco pero…con una agencia hay más seguridad, hay un acuerdo y todo está bien arreglado. Recibes emails y ofertas de las familias a las cuales le interesas. Es como un intercambio porque ellos tienen tu solicitud y tu miras las solicitudes de las familias, y así puedes elegir muy bien y saber muy bien lo que ofrecen (horas de trabajo, trabajo con los niños y en la casa, vacaciones, ves fotos de la casa y la familia….), es una búsqueda cómoda y segura. Tienes la seguridad que la familia va cumplir con el pago semanal, tareas y si te tienes que marchar de la familia hay un preaviso de dos semanas. No es venga y vete de la casa inmediatamente que esto no funciona.  También lo que ofrece es si la familia no te gusta o hay algún problema o algo así o quieres cambiar la familia, te lo organiza la agencia y también te da consejos cuando tienes dudas o problemas.

¿Por qué querías venir a España?

Hace 3 años hice un intercambio de escuela entre Alemania y España, en Aguadulce (Almería). Allí conocí una estudiante de intercambio y nos llevábamos muy bien y hasta ahora seguimos en contacto y cada año he venido a visitarla a Almería o ella a mí a Alemania y siempre nos escribíamos. De repente se incendió el fuego, para aprender y mejorar mi español y como me encanta España y como son las personas (muy abiertas), la manera de vivir, mucha gente en la calle. Me encanta la vida, las personas, la comida y todo... y por todo esto, elegí “España”.

¿Cuándo empezaste tu estancia como Au Pair y hasta cuándo te quedas?

Yo salí de mi casa sobre el 20 de agosto y primero visité a mi amiga en Almería y de allí el 31 de agosto me fui a la casa en la playa de mi familia y después a Sevilla. Regreso a Alemania a finales de mayo, estaré 9 meses con mi familia española.

¿Qué es lo que más te gusta de ser Au Pair? ¿Qué es lo que menos?

Lo que más me gusta es difícil, porque hay muchas cosas que me gustan mucho y no hay una cosa que me gusta más que otra. Me gusta vivir con una familia y  jugar con la niña… y verla cada día como se desarrolla, porque una niña cambia mucho, sabes que cada día no es igual. También me gusta pasar un fin de semana con la familia y ver cómo viven. Aprendo mucho cuando ves las actividades de otras familias y mirar lo que ellos hacen y hay muchas cosas que son muy parecidas o diferentes que en mi país. Siempre hay algo nuevo y aprendas mucho. No sé, es difícil describirlo todo. Lo que también me gusta es conocer mucha gente de otras nacionalidades, como otras Au Pairs que también tienen las mismas experiencias y puedes hablar con ellas.

Lo que no me gusta… no sé. No lo puedo decir, de verdad. Tienes días malos y buenos y a veces no tienes muchas ganas de hacer algo, pero esto es sólo algo en el momento y no dura mucho tiempo…

¿Cómo fue tu llegada a España y a tu familia?

Pues ya había visitado a mi amiga de Almería y después me fui con la familia sola por unos días a la playa. Mi llegada fue muy chula…, me recogieron en la estación de autobuses con una pancarta de “Bienvenida” y había un pequeño regalo en mi cama y me recibieron con sonrisas y la niña también era un poco nerviosa como yo. Luego nos fuimos a cenar los cuatro juntos. Yo me sentía desde el primer momento muy bien, muy cómoda.

¿Cómo fueron los comienzos como Au Pair?, ¿echabas mucho de menos a tu familia?, ¿has recibido visitas de familiares?

Antes, yo nunca había pasado tanto tiempo fuera de mi casa. Es casi un año fuera de mi país, no es como cuando te vas un mes o el verano. Esta vez al ser tanto tiempo la sensación fue diferente. Claro que echaba de menos a mi familia y a mis amigos pero creo que es algo normal. Al principio no me había acostumbrado a mi habitación, a la familia, a la ciudad,  a casi a nada. Pero poco a poco todo fue mejor. Conocer mejor a la familia, encontrar algunos amigos, vas a la escuela y tienes un poco de una vida diaria. Cuando tienes esto todo es mejor que al principio, que es un poco duro. Pero no es que estas todo el día llorando…. Yo estaba feliz pero hay que adaptarse a muchas cosas y necesitas un poco de tiempo. Alemania y España no están tan lejos y me han visitado mi hermana, novio, una amiga y en breve vendrán mis padres y hermano, esto me encanta porque podía enseñarles todo sobre la ciudad, lo que hago en Sevilla...  y yo también he ido a Alemania durante las vacaciones de navidad.

Cuidas a una niña: ¿qué haces con ella?, ¿cuáles son tus obligaciones con la niña?

Cuido a una niña que tiene cinco años. Lo que hago es recogerla a veces del colegio y preparar la merienda, llevarla al parque o a sus actividades durante el tiempo libre, como la piscina, y después jugar con ella en la casa a lo que a ella le gusta (profesoras, muñecas, puzzles, manualidades, memory…, también hacemos gimnasia acrobática que a ella le encanta). Después cenamos toda la familia y a veces tengo que preparar algo para ella cuando los padres están fuera de casa. Muy de vez en cuando la acuesto… Y también lo que hago es ayudar con las tareas domésticas como planchar o tender a algo… cosas muy básicas.

¿Qué otras cosas aparte de ser Au Pair estás haciendo en Sevilla? ¿Con qué otras actividades combinas tu estancia Au Pair?

Por la mañana voy, en este momento, dos veces cada semana a la escuela de idiomas. Podría ir cada día, pero lo compagino con otras cosas. Practico muchos deportes y también hago un voluntariado en una residencia de mayores dos veces cada semana y paso tiempo con una mujer mayor a la que hago compañía y también quedo con mis amigos en mi tiempo libre. Yo trabajo por la tarde y así tengo las mañanas libres y los fines de semana organizamos viajes, excursiones etc.

¿Qué viajes has realizado o tienes pendiente por hacer?

Fui a Salamanca y Madrid con unas amigas. También fui a Jerez, que es un poco más cerca, Cádiz y Córdoba. Y también algunos fines de semana con la familia en pueblos más pequeños, al campo o la playa por ejemplo. Y el fin de semana pasado fui a Lisboa con mi escuela de idiomas durante tres días. Pasado mañana voy a Marruecos y antes de irme quiero ir a Granada o Málaga.

¿Cuál es tu parte favorita de España?

Pues, eso es difícil de decir casi sólo conozco Andalucía, sólo por unos días estuve en Madrid y  en Salamanca. Pero… No sé si es verdad, pero creo que en Andalucía la gente está muy abierta y pasa más tiempo en la calle que el resto de España porque hace sol… es mi impresión, pero creo que la vida aquí es un poco más tranquila, se puede decir esto. La verdad es que no conozco otras regiones pero conozco Andalucía y me gusta mucho.

¿Qué echarás de menos cuando regreses a Alemania?

Mucho. La vida aquí es muy diferente a la de Alemania y sé que voy a echar de menos vivir en una ciudad grande porque en Alemania vivo en un pueblo que me gusta también, pero a veces creo que me gustan más las ciudades. También la familia, a la niña. He pasado mucho tiempo con ellos y si un día no estoy con ellos no puedo ver el desarrollo de la niña o tampoco disfrutar de ellos y  es que soy  parte de la familia. Y también echaré de menos mis amigos de aquí porque no podré verlos cada día. Y el tiempo también… porque aquí hace mucho más sol y las temperaturas son mucho más altas. Me encanta el sol y muchos días en Alemania hace mucha lluvia y hace frío. Y también cuando estás en tu país, no dices cada fin de semana “Vamos a ver otra ciudad,” o  hacer una excursión y no viajas tanto, y por eso creo que echaré de menos los viajes a otros sitios. Por ejemplo, “Vamos a Marruecos este fin de semana.”

¿Cuál es tu recuerdo favorito de tu experiencia hasta este momento?

Es un poco la experiencia en total. Miras desde fuera, desde otro punto de vista. El estar y compartir con una familia y tener la oportunidad de conocer a otra gente. No tengo un momento específico que es mi favorito, pero es un poco el todo en total.

¿Qué consejos tienes para las personas que piensan sobre la oportunidad de ser Au Pair?

Que ellos piensen bien que es lo que quieren. Que piensen en donde quieren vivir. Si es muy importante vivir cerca de la playa para ellos o si prefieren dos hijos en vez de uno o si no quieren cuidar a más de tres hijos o algo así. Tienen que tener muy claro en la cabeza su idea de lo que quieren. Vas a vivir mucho tiempo con esa familia y si ya tienes en la mente desde el principio que no te puedes imaginar cuidar a cuatro niños y vivir en un pueblo muy pequeño, mejor que no lo hagas. Es bueno pensar sobre lo que quieres, aunque cuando haces la entrevista con la familia puedes cambiar un poco tus ideas que tenías antes y puede influir tu decisión y no pasa nada, lo importante es pensar y estar segura.

¿Qué consejos tienes para las/los nuevas/os Au Pairs?

Asistir a una escuela de idiomas aunque se tenga un nivel de español muy alto puede no ser necesario, pero para mí es como conectar con mucha gente y tienes muchas posibilidades de viajar también. Esto es muy importante. Y organizarse un poco con actividades y salir fuera, no quedarte en casa esperando a que te llamen, hay que abrirse para hacer amigos y no estar solo y depender sólo de la familia. Pues aunque tu familia sea muy simpática, es necesario tener tu tiempo para ti y hacer cosas diferentes para desarrollarte y estar en contacto con gente de tu edad para hablar con ellos.

¿Recomendarías el programa Au Pair en España a otros jóvenes?

Siiiiiiiii, por supuesto, para mi está siendo una experiencia inolvidable!!!

Entrevista realizada a Madlen (Alemana), que actualmente es Au Pair en Sevilla (España), por Allie, estudiante estadounidense en prácticas en nuestra agencia Au Pair Conecta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Paula y su experiencia como Au Pair de verano en Bungay, Norwich (UK)

Hola!

Mi nombre es Paula y tengo 18 años. Hace un par de semanas que volví de Inglaterra y a día de hoy echo mucho de menos a mi familia británica.
Estuve trabajando como au pair en Bungay, Norwich, una ciudad al noreste de Londres que ni yo sabía que existía. Es una ciudad preciosa y el pueblo en el que estuve era de ensueño, todo entero de edificios antiguos preciosos.
Mi estancia en Bungay fue de un mes y una semana y creo que no ha habido mes que se me haya pasado más rápido. Mi familia era genial y se preocupaba mucho por mí. Desde el primer momento quisieron que formase parte de su familia y me acogieron como una más. He tenido muchísima suerte con ellos a la hora de cómo me han tratado porque han sido fantásticos.
Y qué decir de mi niña. Fue increible que desde el primer momento en el que me subí al coche cuando vinieron a buscarme al aeropuerto ya estabamos jugando y haciendo bromas. Es una niña encantadora y adorable a la que le he cogido muchísimo cariño en tan poco tiempo. Me sentía como una hermana mayor más que como una niñera o un “au pair”. Creo que eso ha sido lo genial de esta experiencia y sobre todo lo que he podido aprender con ella ya que me veia muchas veces reflejada.
Mi trabajo consistía en quedarme con la niña de nueve de la mañana a tres de la tarde que era la hora a la que la madre volvía de trabajar, pero aún así estaba con ella casi todo el día por no decir todo. Sin embargo, eso no fue un problema, de hecho me alegré mucho de estar con ella porque hacíamos muchísimas cosas y además tuve la oportunidad de ayudarlas con sus caballos.
Estoy muy agradecida por todas las facilidades que me dieron desde el momento en el que llegué. Me dejaron salir las veces que quería y conocí a gente increíble. Se preocuparon por mi como si fuesen mis segundos padres, algo que fue adorable. Tuve la oportunidad de visitar Londres con ellos y fue increíble. Fuimos un fin de semana y nos montamos en un crucero y visitamos muchos museos.
He de decir que siempre había querido salir del país y practicar el inglés que es un idioma que me encanta, lo que no podía llegar a imaginar era lo aterrada que estaría unos días antes. Ha sido un paso y un cambio bastante importante en mi vida. En cuanto me subi al avión ya no había marcha atrás y aunque tuviese miedo también tenía fe y ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de toda mi vida. He tenido la oportunidad de estar con una familia maravillosa que se ha preocupado por mi como si fuera su hija mayor, he conocido sitios y personas encantadoras que no dudaré en volver a visitar y sobretodo he podido conocer una cultura increible que me ha fascinado desde el primer día.
Con esto os animo a que si quereis iros lo hagais porque puede daros miedo si, pero merece muchisimo la pena. Y realmente te hace ver las cosas con otra perspectiva  y crecer como persona. No cabe duda de que repetiré el año que viene.
Por último me gustaría darle las gracias a las chicas de Au pair conecta por encontrarme esta familia asombrosa en el último momento, justo cuando yo pensaba que no me iba a poder ir. Gracias por hacer posible esta experiencia tan increíble.

Chico Au Pair "Juan" en la Costa Sur de Inglaterra- UK

Hola,

mi nombre es Juan, tengo 22 años y hace ya unos seis meses que estoy disfrutando del programa Au pair en Inglaterra, estoy compartiendo esta experiencia con una encantadora familia en el sur de Inglaterra, concretamente en un pueblo cerca de Exeter. Tengo que cuidar de dos chicos que sin duda son increíbles, estoy muy contento de poder compartir mi tiempo con ellos y realmente se portan genial, por ahora toda mi experiencia aquí es positiva, estoy aprendiendo muchísimo inglés, conociendo muchísima gente que formarán parte de mi vida para siempre y lo más importante conociendo la cultura de este país y a su gente desde dentro.

Nunca hubiese imaginado que pudiese sentir que tengo una segunda familia, pero ellos han logrado que sienta que soy uno más y estaré eternamente agradecido por esto. No siento que esto sea un trabajo o que simplemente sea un ‘’Au Pair’’, siento que soy un hijo más o un hermano mayor. Lo mejor de todo es que la familia me ayuda a mejorar mi inglés, corrigiendo y enseñándome como hablar inglés de una manera correcta, como si de unos maestros particulares se tratasen, es increíble.

Recomiendo a todos los que quieran dar el paso de vivir esta experiencia que lo hagan sin pensarlo, quizás al principio hay dudas, incertidumbre o miedo…. Pienso que esto es normal en todos los comienzos, pero una vez aquí te das cuenta de que es una experiencia que todos debemos vivir, después de todo te va a llenar en muchos aspectos de tu vida y te va a enseñar muchas cosas que solo podrás aprender viviendo dicha experiencia. La atención y comunicación con Belén y Ana siempre ha sido genial, te ayudarán en lo que necesites y siempre es una seguridad saber que están ahí.

Finalmente animaros a dar el paso, ya que es una de las decisiones más enriquecedoras y positivas que he tomado en mi vida. Agradecer a Belén y Ana haberme dado esta gran oportunidad y experiencia.

¡Marta y su increíble aventura en Suiza!

Hola a todos! Mi nombre es Marta, tengo 20 años y voy a contaros un poco mi experiencia durante 10 meses como Au Pair en el extranjero. 

Mi aventura empezó un 20 de Abril de 2015 cuando decidí hacer mis maletas y vivir la aventura de ser Au Pair por unos tres meses. Al principio pensé en irme a UK como la mayoría, pero la agencia de Au Pair Conecta me puso en contacto con una familia que vive en Suiza y pensé que iba a ser algo mucho más diferente, por lo que no me lo pensé y me fui a vivir con ellos! Esos tres meses que pensé en irme al final se convirtieron en 10!

He de decir que estaba un poco nerviosa al principio porque era la primera vez que iba a pasar tanto tiempo fuera de casa, sin ver a mis amigos y mi familia, pero nada más llegar me sentí muy cómoda y me trataron como parte de la familia desde el primer día.

La casa dónde yo vivía está en un pueblo llamado Interlaken. Está en el cantón de Berna (que es la capital de Suiza) y dicen que es una de las zonas más bonitas de este país. Allí se practican muchas actividades como senderismo, parapente, salto base, esquí...etc. Es una zona rodeada de montañas y lagos y está llena de turistas durante todo el año.

En la casa vivíamos el padre que es suizo, la madre que es inglesa y Emma, una niña adorable de 3 años, graciosa y sobre todo muy muy activa.

Mi trabajo en la casa era bastante fácil y divertido. A parte de algunas tareas de la casa, sólo tenía que estar con Emma. Vigilarla, jugar con ella y entretenerla un poco. La mayor parte del tiempo estábamos fuera haciendo alguna actividad. Todos los días hacíamos algo diferente.

He podido visitar ciudades increíbles en mis días libres como Berna, Lucerna y Zurich. En verano hemos viajado a Turquía y Chipre. Y he podido montar en parapente, montar en trineo, dar un paseo con llamas, subir a las montañas y aprender a esquiar. Entre muchísimas cosas. También he tenido total libertad para ir a visitar a mi familia y mis amigos a España, por lo que todo ha sido mucho más fácil. 

La verdad, que he podido vivir la mejor experiencia de mi vida. Suiza es un país increíble y he conocido a gente maravillosa.
Animo a todo el que esté pensando en irse de Au Pair al extranjero, porque a parte de valorar mucho más todo lo que tienes en casa, vives una cultura diferente y te hace una persona mucho más madura y responsable, aprendes un idioma nuevo y vives momentos muy, muy bonitos.

Ahora he decidido volver a casa para hacer otras cosas, y aunque sé que los voy a echar mucho de menos, probablemente algún día vuelva a repetir la experiencia.
También tengo que darle las gracias a las chicas de Au Pair Conecta por ayudarme a encontrar a ésta maravillosa familia!

 

 

María y su magnifica experiencia en Cambridge! Programa Au Pair en Reino Unido

Hola Chicas de Au Pair Conecta,

estuve con una familia de Cambridge desde septiembre 2013 hasta el 18 de agosto 2014 y durante el verano estuvimos de vacaciones en Francia.

La experiencia fue muy enriquecedora, me enseñó, además de inglés, muchos otros valores. Pude conocer personas de diferentes culturas y compartir momentos inolvidables con ellos. He hecho amistades que duraran toda la vida!. También pude vivir de primera mano la forma de vida en Inglaterra, y me enamoré de sus calles llenas de parques donde poder relajarse solitariamente o en compañía de amigos compartiendo risas...me enamoré de la forma de vivir el presente creando un futuro. También me enamoré de la ciudad, a pesar de que lloviese o hiciera un frío tremendo, es una ciudad en la cual no se para, siempre hay cosas que hacer, siempre llena de gente, en las cafeterías, en el gran centro comercial, personas mayores paseando...
Después de esta vivencia sin dudarlo volvería a repetir la experiencia Au Pair, ahora contando con la seguridad y confianza en mí misma, que no tenía antes. Ahora después de haber aprendido inglés en un programa de inmersión lingüística y cultural, sé que puedo comunicarme en una lengua universal y poder trabajar en el extranjero y desenvolverme sin problema.

Durante mi estancia Au Pair, conocí a una chica española, mi mejor amiga hoy en día, que me consiguió trabajo en su empresa, una empresa internacional, ya llevo un año y medio y trabajo en el departamento comercial, qué más le puedo pedir ?.

Quería pediros disculpas por no haber escrito a lo largo de este año para contaros como iba mi experiencia pero estaba siempre para arriba y para abajo y se me pasaron los meses y meses volando. También me gustaría daros las gracias y la enhorabuena por el trabajo que realizáis con todos los jóvenes que buscan mejorar su inglés y además poder hacer un intercambio cultural de forma más fácil.

Un abrazo y besos chicas,
María

Rocío nos cuenta su experiencia: año escolar Au Pair en UK

Hace ya algunos meses que regresé a España y aún sigo echando de menos mi vida como Au Pair y el increíble año que he pasado allí. Irme no fue fácil, pero sabía

que lo que me esperaba era demasiado bueno, y así fue.

Durante el año que he estado allí he podido vivir de todo, y ha sido una experiencia muchísimo más enriquecedora de lo que pensaba cuando cogí ese primer vuelo destino Londres. He podido descubrir la cultura inglesa, gran parte del país, aprender el idioma y para mí lo que ha sido lo más importante, conocer gente maravillosa de todo el mundo.

En cuanto a mi host family, me hicieron sentir parte de la familia desde el primer momento, se preocuparon de explicarme todo con una paciencia infinita, y un ejemplo de esto es cuando les dije que me gustaba la sidra y desde entonces, nunca me faltó una botella durante la cena. Además, fueron muy flexibles con mis horarios y se preocupaban por enseñarme todo lo que podían. Es increíble el cariño que les he cogido, sobre todo a los niños, y a día de hoy me muero por volver a verlos.

Por supuesto sabía que tenía obligaciones que cumplir y que cuidar de los niños, pero a veces eso no era un problema, ya que incluso en mis días libres he salido con la familia.

Pero también pude formar parte de otra gran familia, la de los Au Pair. Es curioso como todos acabamos juntándonos y formando esa otra familia con la que disfrutar de lo que es realmente esta experiencia, conocer el país, descubrir la ciudad, fiestas, picnics, barbacoas (sí, barbacoas bajo la lluvia inglesa) o si el tiempo lo permitía ir a la playa.

Me traigo de vuelta muchas cosas de mi año como Au Pair, recuerdos materiales que ahora decoran mi habitación y me hacen recordar lo afortunada que he sido, pero además de eso, todas las vivencias de este último año, y que aunque no se puedan ver a simple vista, han conseguido cambiarme por completo.

Podría estar horas escribiendo acerca de este último año, demasiadas buenas cosas de las que hablar, y es que me siento muy orgullosa de haber tomado ese avión dirección Londres aquel 7 de octubre y volvería a hacerlo sin dudarlo.

 

 

 

 

Lucía y su experiencia como Au Pair de Verano en UK

Hoy he estado deshaciendo las maletas  y, ¡qué curioso!, en mi armario no había sitio suficiente para todas las cosas con las que había vuelto a casa después de haber pasado los últimos dos meses en Inglaterra viviendo la experiencia Au-Pair.

Creo que a mí me está ocurriendo algo parecido a lo que le sucede a mi armario. Acabo de volver  y todavía no he asimilado las experiencias que en tan poco tiempo he vivido, los lugares que he visitado y todas las personas maravillosas que he conocido. En definitiva, creo que aún no soy consciente de todas las cosas que he aprendido.

Elegí el programa Au-Pair de verano porque se adaptaba perfectamente a mis vacaciones universitarias. Quería mejorar mi nivel de inglés y si además podía hacerlo mientras cuidaba niños (una de las cosas que más me gustan), el plan tenía muy buena pinta.

Despedirme de mi familia y amigos fue difícil, pero estaba muy ilusionada. Desde el primer día mi familia de acogida me hizo sentir como en casa. Los niños han sido muy amables conmigo y los padres me han ayudado en todo lo que he necesitado. Les he cogido muchísimo cariño y espero de verdad poder mantener el contacto con ellos.

Pero para mí la experiencia Au-Pair va más allá de la familia y la casa de acogida. Estos dos meses en el extranjero han hecho posible que visitase ciudades a las que, de cualquier otro modo, no hubiese tenido la  oportunidad de viajar. Durante este tiempo he conocido personas de todo el mundo que han compartido  conmigo un poquito de su cultura y me he conocido mejor a mí misma, afrontando nuevas situaciones cada día.

Así es que me fui para mejorar el idioma y lo hice, pero lo que en principio era el fin de mi viaje, ha terminado siendo tan solo un complemento de todas las cosas buenas que me llevo de esta experiencia. 

 

Páginas