Testimonios de Familias

¡Au pair Conecta ha creado el nuevo apartado de Testimonios! Te invitamos, a que conozcas nuestros programas, a través de las historias y experiencias reales, narradas por nuestras Au pairs y/o Familias de Acogida. Ya contamos con algunos testimonios de nuestras Au pairs y Familias. Si estas interesada/o en enviarnos tu testimonio, puedes contactar con nuestro equipo de Au pair Conecta en info@aupairconecta.com o simplemente enviarnos tu testimonio junto algunas fotos.

Nuestra familia gallega y sus cuatro Au Pairs francesas

Cuando empezó a crecer nuestra familia y viendo lo complicado de nuestros horarios laborales, en seguida pensamos en la opción de un Au Pair. Yo he tenido la suerte de vivir muchos años en el extranjero y, no solo guardo un excelente recuerdo, sino que la considero como una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida. Justamente por lo bien que fui siempre acogida, quería algo así en mi familia. Desde el principio optamos por una agencia por una cuestión de seguridad y confianza en el proceso. Cuantos más datos mutuos y fiables haya de las dos partes, más porcentaje de éxito tendrá el programa. Una familiar nos habló de Au Pair Conecta y la verdad es que fue la mejor opción. No solo entendieron al minuto nuestras necesidades, sino que siempre nos hemos sentido acompañados en los distintos procesos de búsqueda.

A lo largo de año y medio hemos convivido con cuatro Au Pairs diferentes y de todos nos hemos quedado con algo: la dulzura de Marine, el derroche creativo de Cianan, la entrega de Mathilde o la eficacia de Léa. Aunque es cierto que la convivencia no siempre es fácil, nosotros concebimos la experiencia Au Pair como un enriquecimiento mutuo. No son profesionales, no son empleados, simplemente se trata de jóvenes que ponen toda su buena voluntad en ayudarte con tus hijos a cambio de aprender una cultura y un idioma nuevo. El tiempo que están en casa acaban formando parte de la familia y, aunque la partida siempre es dura, la llegada de otro AuPair hace que de nuevo la casa se llene de ilusión y de ganas de que la convivencia sea positiva para ambos lados.

Si la experiencia para los Au Pairs suele ser grata, no lo es menos para las familias, que aprendemos enormemente de ellos y de su cultura. El programa AuPAir nos obliga a ser más hospitalarios, abiertos de mente y empáticos, lo cual no dejan de ser unas impagables lecciones de vida para nuestros peques.

 

                                                                                                              Santiago de Compostela, febrero 2017.