¡Me quiero ir a casa! Consejos para combatir la nostalgia

A muchas personas el hecho de viajar les produce pánico y nostaliga. No se sienten preparados para viajar y creen que creen que no podrán afrontar esa situación. Otras personas, sin embargo, se sienten preparadas para comenzar una nueva aventura; pero, a veces, les aparece la nostalgia por sorpresa durante su estancia en el extrajero

 

La nostalgia es un sentimiento que puede sentir cualquier persona, independientemente del tiempo que pase lejos de su hogar. Es algo muy natural echar de menos tu familia, tu casa y tus amigos, pero es importante recordar que una nueva aventura siempre trae consigo nuevas sorpresas positivas. Este sentimiento de nostalgia suele aparecer sobre todo durante las primeras semanas en las que nos vamos a otro país, ya que nos enfrentamos a muchos cambios y puede que nos sintamos abrumados por todas las diferencias. Puedes incluso pensar que tu estancia no está siendo lo que pensabas y puede que inluso te plantees volver a España y ponerle fin a tu aventura.

 

Desde Au Pair Conecta te proponemos que en lugar de hacer las maletas para volver a casa, le hagas frente a la nostalgia. Te aseguramos que, después del shock de las primeras semanas en las que te puedes sentir triste, te sentirás mucho mejor. Empezarás a conocer a gente y a conocer la zona por la que vives y todo lo que puede ofrecer. Aún así, nos gustaría darte algunas ideas para perder la morriña:

  • Explora el nuevo entorno donde vives, ¡piérdete por los alrededores y descubre el lugar! No dejes para más tarde las actividades que te gustaría hacer y busca dónde apuntarte cuanto antes a una academia de idiomas, a un voluntariado, a un gimnasio o actividades deportivas, etc. Mantente ocupada y activa.
  • ¡Sal y haz algo que te guste aunque el tiempo no acompañe! Pues a la nostalgia le gusta visitarte cuando estás sin hacer nada y con mucho tiempo para pensar. Busca distracciones.
  • Escribe una lista de todas las cosas que te gustaría hacer durante tu estancia en extranjero y empieza a ponerla en práctica cuanto antes.
  • Evita hablar tanto con tus seres queridos. Sabemos que lo necesitas, pero esto hará que la nostalgia aparezca, además de no ayudarte a mejorar el idioma que quieres aprender. Los tuyos deben animarte y motivarte en tu nueva aventura.
  • Conoce gente, háblales, equivócate con el idioma… ¡no pasa nada! Pierde la vergüenza y confía en ti mismo. En un tiempo verás que algunas de esas personas se convertirán en tus compañeros de experiencias y amigos para siempre. A parte de conocer a otros Au Pairs, puedes buscar algún grupo de Facebook por tu zona, buscar quedadas, revisar aplicaciones como Couchsurfing, etc. Es importante que conozcas gente nativa que, a parte de ayudarte a mejorar el idioma, te podrán enseñar más de tu ciudad.
  • Siempre que puedas permitírtelo, viaja, encuentra compañeros y compañeras para explorar nuevos sitios.
  • Haz de tu país de acogida tu segunda casa. Conviértete en todo un anfitrión para la gente que venga a visitarte a tu nuevo hogar y sorpréndeles con todo lo que ya sabes de ese país.
  • Y, sobre todo, ¡date tiempo! Sé paciente contigo mismo, pues siempre se necesita tiempo para adaptarse algo nuevo.

 

Cuando llegue la hora de volver a casa de nuevo te darás cuenta de que el tiempo al final ha pasado muy deprisa y al preparar el equipaje habrá algo que ocupará mucho más que el resto: todos los maravillosos momentos vividos.

Por eso ¡aprovecha al máximo tu estancia en el extranjero!