Angelina y su experiencia como Au Pair en España

 

Hola a todos:

 

Mi nombre es Angelina, tengo 18 años y después de mi bachillerato empecé el viaje a España como Au Pair en una familia. La idea de vivir casi un año fuera en otro país me encantaba desde hace mucho tiempo, especialmente España por su cultura,su lengua,sus costumbres y su gente amable. Nuestro profesor de español en Alemania siempre nos cantaba de sus viajes solos en Latinoamérica durante su juventud y sus experiencias. Por eso tenía ganas de vivir en otro país por un tiempo, conocer a nueva gente y visitar muchos sitios.

La aventura empezó el 1 de agosto de 2016 con el avión a Alicante, una ciudad en la costa blanca. Al principio todo era difícil y nuevo y después de algunas días de mi llegada fuimos directamente con el barco de la familia a Ibiza y a Formentera. Por eso la primera semana era muy dura para mi y lloré mucho por el comportamiento de los padres quienes estaban insatisfechos conmigo. Solamente tenía que cuidar de una chica de 4 años. A las 7:45 de la mañana preparaba el desayuno y ayudaba la poner la ropa. En las mañanas fui a una academia para mejorar mis conocimientos de idioma de espanol. Después tenía tiempo libre hasta las cinco por la tarde. A esa hora estaba jugando con ella. Como fue verano y la niña tuvo vacaciones, nadamos mucho en la piscina al lado de la casa, visitamos a sus primos y amigos de los padres. En Alicante hice muchas experiencias con la gente y empecé a sentirme como una persona independiente porque la familia me ayudó muy poco.Cada día la situación con la familia empeoraba porque faltaba la organizacíón y los padres discutaban mucho sobre su relación. Por eso no me sentía muy contenta con ellos. Además me dijeron que tengo que cambiar la familia. Por fin quisieron que me quedara en su familia pero yo preferí cambiar a otra familia. Un factor importante en este caso fue que los padres se separaron al final y tampoco me dijeron razonable adios cuando fue la hora de salir para siempre de su casa. Para cambiar la familia la agencia “Au Pair Conecta” me ayudó a encontrar a una nueva familia y hablabamos muchas veces por Skype. Resultó que al final me decidí para una familia en Sevilla.

 

Un viaje largo y solo con el autobús empezó .12 horas por la noche en la direción a Andalucía llegué el día con la más lluvia que nunca he visto antes en Espana, pero la primera impresión con la familia era fantastíco. Una familia completamente calurosa, abierta, con mucha gracia y felicidad. Me sentía directamente cómoda desde del abrazo y besos hasta ahora y como un miembro de la familia. La familia de acogida es muy símpatica y se puede hablar muy bien con ellos sobre todo. Al inicio la agencia me informó sobre la academia de idiomas, me ayudó sobre todo y también me puso en contacto con otros Au Pairs.

Mis días durante de la semana empezaban a las ocho de la mañana. Cogía la bicicleta para ir a la escuela de idioma pero desgraciadamente estaba un poco lejos. También había una conexión con el autobús que se podía usar. Me gustaban mucho los profesores y el jefe de la escuela. Estaba muy contenta allí. Ofrecían casi cada fin de semana una excursión, una visita, hacíamos fiestas de sangria, veíamos peliculas, hablabamos mucho, disfrutabamos o ibamos a sitios bonitos como por ejemplo Granada y Ronda. Pero también pasaba mucho tiempo con mi familia de acogida o habían fines de semana para descansar o de hacer cosas con nuevos amigos. Tenía que cuidar de un chico de cuatro años y una chica de siete años. Mi horario de trabajo empezaba a las 13 :15 cuando recogía los niños de la escuela y ibamos a casa para almorzar. Tres días entre la semana tenían un poco tiempo colegio por la tarde y también habían días cuando tenían piscina. En esos momentos disfrutaba de mi tiempo libre. Muchas veces iba con ellos al parque durante mi trabajo porque tenían mucha energía o estabamos en la casa jugando, pintando, aprendiendo inglés hehe y reíamos mucho. Todos los fines de semana tenía tiempo libre y por suerte solo habían pocas veces noches de babysitting. Aparte de los otros Au Pairs era mi vida como Au Pair un poco diferente. Normalmente se vive en la casa de la familia pero yo vivía en la casa del hermano de mi padre de acogida que estaba cerca de su casa porque no tenían suficiente espacio para otra persona en su vivienda. Para mi no era un problema y me gustaba mucho porque me sentía más independiente y tenía tranquilidad cuando la necesitaba. Me quedé hasta junio y me alegraba mucho la vida en Sevilla. Sevilla es una ciudad muy bonita, cultural y vivida. Se encuentra mucha gente y cada día cosas nuevas.

 

En resumen yo pasé muy bien mi año en el extranjero y solo puedo animaros a hacer vuestras experiencias en el extranjero. Hay muchas cosas de hacer, no solo Au Pair sino también Work and Travel y esas cosas. Creo que eso también es muy interesante. Se aprende cosas sobre su mismo, sobre el mundo, sobre todo un poco y es muy bien tener experiencias, especialmente en las edades jovenes y sobre todo es una ventaja para tú desarollo y conocimiento.

 

Saludos,

Angelina